domingo, 15 de mayo de 2011

San Isidro, ni-ni y sanador.


El viernes anticipábamos tontas, listas, verbena de chotis y más acompañando unos cientos de manolos y manolas de poco más de un metro. Eran lxs animadorxs del BB en una cita a la que no solemos faltar. Añadimos abajo fotos para el recuerdo, pero hoy me váis a dejar que viaje un poco extra-muros y hable de las andanzas de San Isidro fuera de los Madriles que le hicieron gloria.

De todos es sabido que San Isidro era labrador y que llegó a esta profesión después de mariposear por otras como la de pocero que también tiene algo de mágica. Y si no que se lo digan a quienes la visita del Zahorí les trajo pozo y vida para sus huertas, animales y demás.

Sin embargo por lo que se hizo realmente famoso San Isidro era por la capacidad de delegar en el laboreo de sus campos a ángeles que el trabajaban la tierra mientras que él se ocupaba de menesteres más importantes como el rezo. Y es que no trabajar no indica siempre inactividad... ni-ni mucho menos.

El viaje extra-muros que prometía se refiere a un viaje que hizo San Isisdro unos 500 años después de muerto y que trajo como consecuencia que erigieran capital del reino a unn pequeño pueblo de Toledo: Casarrubios del Monte. Pueblo -por cierto- en el he vivido algunos años y es profuso en Vergaras. Pero os cuento...

Resulta que por Casarrubios del Monte -antes de que la autovía de extremadura decidiera pasar por Valmojado- era paso obligado de la "Ruta del Portugués"; es decir, el camino a Lisboa.

Andaba es éste Felipe III cuando el 8 de noviembre de 1619, cayo gravemente enfermo hasta el punto de que quienes le acompañaban pensaban moriría sin remedio en las horas siguientes.

De todos es sabido que por aquellas épocas era impensable que el monarca muriera fuera de la capital del reino, así que decidieron hacer dos cosas: nombrar a Casarrubios del Monte capital del reino y traer el cuerpo incorrupto de San Isidro a presencia del monarca.

Es dificil saber si fué por la impresión de tan inesperada visita o por los efectos sanadores del santo patrón; lo que sí es seguro es que Felipe III despertó curado y pudo continuar su viaje. Casarrubios del Monte perdió, al día siguiente, la capitalidad del reino y San Isidro engrosó en su haber la sanación milagrosa de un monarca viajero.

Bueno.... vamos a las fotos de los animadorxs en su fiesta de San Isidro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario