domingo, 3 de junio de 2012

¿Qué tiene que ver un cerezo con la educación?



Cuando son rojas mejoran, existen muchas variedades desde la picota hasta la Lambert, Napoleón, Burlat, Corazón de Picón... suelen estar en parejas y cuando realmente son visibles es cuando ocupan el espacio hasta teñir de rojo montañas cambiando el paisaje y la realidad a su medida.

Políticas, diversas, complejas y sociales. Una metáfora de la eduación que podría seguir exprimiendo para elaborar modelos tan válidos -al menos- como el resto de modelos teóricos que explican la enseñanza.

Las metáforas se descubrieron hace décadas como un instrumento muy potente a la hora de elaborar modelos explicativos. Son "marcos" que permiten comprender en términos cercanos y vivenciales una realidad. Tienen algunas características interesantes:

  • Se asientan sobre la capacidad de generar un pensamiento transferente: o lo que es lo mismo descubren las analogía en las estructuras de un proceso o una realidad para aplicarlas a otra muy distinta.
  • Explotan la actitud creativa ya que permiten jugar y desarrollar la metáfora hasta sus últimas consecuencias.
  • Genera "marcos" en el sentido que Lakoff los describe, como estructuras mentales que conforman nuestra manera de ver el mundo.
En educación se ha hablado mucho de metáforas: los centros como máquinas, organismos, fábricas, como partido de fútbol  anárquico, como un hospital... la metáfora militar.

Lo más interesante de todo ello es que en primer lugar se busca una metáfora válida que pueda ayudar a describir una realidad educativa (organizativa, metodológica, etc.); pero luego existe la posibilidad de jugar con esta metáfora exprimiendola y contrastar hasta que punto se corresponde con una realidad que reconocemos. Es el caso de los cerezos, y es el caso de muchas de las propuestas en las que nos embarcamos. Propuestas que no pretenden estar cerradas, sino generar un escenario -una metáfora- en la que puedan desarrollarse. En toda esta aventura, la exigencia es tener clara la finalidad educativa, la reflexión sobre la utilidad de lo que se vive y se trabaja en términos de aprendizaje.

La semana pasada estuvimos en la Extremadura del cerezo. La propuesta era vivir unos días en el que -después de elaborar una guía de actividades y recursos- hicieramos un trabajo de campo sobre sobre las posiblidades que ofrecía. Para ello nos organizamos como un pequeño organismo que debía autoabastecer alimento, actividad, diversión, recursos ... 

La actividad la organizamos desde asignaturas del ciclo de animación sociocultural como Ocio y Tiempo Libre, Metodología de la Intervención Social y Desarrollo Comunitario. La idea era vivir una propuesta de desarrollo comunitario para una zona muy concreta proponiendo recursos que incluyeran básicamente actividades relacionadas con el turismo y el ocio como motor de desarrollo. Para ello nos hemos instalado en una finca de la zona y, con tiendas de campaña, hemos hecho gincanas que dibujaban rutas urbanas, performaces que acompañaban actividades de reconocimiento del cielo nocturno, juegos de rol y pistas por el entorno natural... actividades en el agua. ¡¡Cerezos que educan!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario