domingo, 19 de mayo de 2013

Raynair, Fortasec y Educación 7/24

El día 6 de mayo recibía un mensaje de Ana confirmándome de que salía publicado un extenso artículo en el que me posicionaba en la metodología de proyectos. 

Lo escribíamos con la excusa de mis vistas al Atlas con grupos de educadores y de un proyecto que titulamos en su día "Cambia la Mirada" y que pasó a formar parte de otro más extenso en el tiempo que terminamos llamando "El péndulo de Ifoulou".

Este mensaje lo leía en la T4 del aeropuerto de Barajas con un grupo de 29 educadores y educadoras que -con mochila en mano- volvían a trabajar en el terreno contenidos de mis asignaturas de Desarrollo Comunitario, Metodología de la Intervención Social y Didáctica de la Educación Infantil.

Cuando ví el mensaje no pude evitar la sonrisa: "Ana como siempre perfecta en la oportunidad". Desde entonces y hasta hace unos días mis clases cambiaron de escenario una vez más. El horario se extendió a lo largo de todo el día; la arquitectura del aula ganó en colores, olores y estímulos; y los materiales didácticos se ampliaron hasta lo inimaginable. Lo que si desapareció fué el libro de texto. Lo que se incoporó fue el Fortasec.

Pasados algunos días del reencuentro con el cemento madrileño tengo tiempo de releerlo y evaluarlo. ¿Merece la pena el esfuerzo que supone asumir este modelo metodológico?.

La respuesta nacía sola cuando la cabeza se me iba al siguiente viaje: convivir con comunidades nómadas en escuelas itinerantes, ampliar la convivencia de mis alumnos con familias amsigthz en tareas domésticas, establización de redes informales de intercambio entre alumnos de una y otra localidad, nuevas escuelas y localidades donde desarrollar actividades educativas ....


Enlazo aquí también el vídeo de Javier Moreno sobre el viaje del año pasado:
http://www.youtube.com/watch?v=sro64pHG9hU




No hay comentarios:

Publicar un comentario