domingo, 6 de junio de 2010

Viaje a Málaga

Me quedaba en pendientes urgentes hablar del viaje a Málaga. En un apretado programa, en el que los sufridos animadores aguantaron como campeones, tuvimos ocasión de exprimir una ciudad que se nos descubrió interesante.
El inicio fue en un intercambio con gentes de Zambra y Baladre que vinieron acompañados de Nieves de la asociación de vecinos “los paraos” del barrio de la Palmilla y que han hecho un interesante documental que proyectaremos. Hablamos de acción social y red asociativa. Nos acompañó también Nur de Asamblea de Cooperación Por la Paz de Málaga que aportó otra forma de hacer que permitió el intercambio.

Algunas horas después nos encotrábamos en la bodega “El Pimpi” donde con degustación de vino incluido Esther Monleón como directora de la Escuela de Valores nos contó el interesante proyecto que lleva desarrollándose 10 años. También participo Alejandro que nos presentó la radio comunitaria “Onda Color” que actualmente emite en la Palma-Palmilla. Lo acompañaba Paco que nos habló de su programa y su asociación en defensa de presos injustamente condenados y otras muchas iniciativas.

El día siguiente amaneció temprano porque teníamos que estar pronto en PAPEL (el Pacto Andaluz Por El Libro). Una interesante iniciativa en la que participan diversas instituciones y que dirige Mª Luisa Torán que nos recibió en un estupendo entorno donde nos regaló libros y proyectos.

Nos contó de iniciativas como el concurso de escritores noveles y la escuela de verano. Además pudimos disfrutar de dos de los escritores últimamente publicados y quienes nos leyeron sus poemas y con quienes compartimos sus impresiones.

Poco después estabamos en el el CCP en el que Esther como cordinadora de la programación cultural del Centro nos mostró algunas iniciativas de trabajo en red, vistamos las exposiciones y conocimos la imprenta de la generación del 27. Allí trabaja aún el bisnieto del famoso impresor que sigue usando las técnicas de hace más de un siglo. Fue un momento emocionante.

La mañana terminó con la visita a una empresa de animación “Recrea” donde conocimos la visión empresarial de esta profesión.

Por la tarde visitamos el Museo Picasso y su interesante fondo de grabados que fueron un entremés al final de la jornada con la obra “Amén, amén” de Ofú Teatro en donde Paqui y Rafa nos hicieron reir sin parar durante más de una hora. Fue en el Espaciu, una iniciativa que antes de la representación pudimos visitar y conocer de mano de su representante. El Espaciu es un edificio construido con contenedores de mercancías marítimas y materiales de reciclado. Está ubicado en el campus universitario y recoge iniciativas universitarias y no universitarias de carácter cultural. Tras la espectacular obra de teatro la noche se prolongó entre cenas y copas hasta bien entrada la madrugada.

El viernes comenzó también intenso y tomando el pulso a las fuerzas. Empezamos con el CAC, el museo de arte contemporáneo, en el que hicimos una visita guiada muy interesante. De allí fuimos a los locales de la asociación “Arrabal” donde nos estaba esperando Montse, la agente de igualdad del distrito, que nos expuso su trabajo y los proyectos realizados últimamente. Después Rafa nos explicó un interesante proyecto de teatro comunitario llevado a cabo por su productora “El Gato” que conecta directamente con metodologías ya tratadas este año del teatro del oprimido de Augusto Boal. Posteriormente nos hablaron del trabajo con transeúntes y acabamos con un proyecto que resultó de interés general; el banco del tiempo de la asociación Arrabal.

La mañana fue intensa, pero la tarde no lo desmereció porque teníamos una cita en el CCP con Rafa y Paquí, de Ofú Teatro, que nos obsequiaron con un taller de teatro en el que aprendimos técnicas de improvisación, calentamiento, atención y además disfrutamos con el estupendo trabajo de esta pareja de actores.

Para acabar la visita nos dirigimos a la Casa Invisible, un centro ocupado emblemático de la ciudad, en donde nos recibieron mostrándonos los espacios y proyectos que se estaban desarrollando. Empezaba esa noche el Festival de Cultura Libre al que nos sumamos. Fue, también, un momento para el cierre del viaje. Tuvimos un espacio para la despedida ya que algunos se iban a toda prisa para regresar a Madrid porque tenían trabajo, otros volvían a la mañana siguiente y algunos aprovechaban el fin de semana para visitar la playa que decían que estaba ahí pero no habíamos tenido tiempo de disfrutar.

El balance de estas jornadas es muy positivo. Lo intenso del viaje tardará en ir posando y creo que todos y cada uno de los componentes del grupo ha sabido valorar cada momento. Desde aquí solo queda, por mi parte, enviar un abrazo muy fuerte a esos estupendos amigos malagueños que tanto nos han cuidado y acogido. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario